21 julio, 2013

El DMT, la molécula del espíritu; siempre conectados a nuestra fuente




Algo se puede ocultar un determinado período de tiempo, pero la verdad saldrá a la luz por su propio peso. Conocimientos muy antiguos y nuevos coincidirán en muchos aspectos sobre lo que en realidad somos, somos espíritu. ¿Por qué se trata de ocultar?, ¿Por qué no se educa a los jóvenes con estos conocimientos?




Lo que la fe sabe y no puede demostrar, lo puede demostrar la ciencia. Por eso han dividido religión-ciencia durante años. Por estos motivos, destapar un grandísimo conocimiento sobre nuestra esencia, sobre lo que en realidad somos.

Hay energías en movimiento constante a nuestro alrededor. Que no las veamos a simple vista no quiere decir que no existan, y como dijo un amigo mío no hace mucho "Pablo, la fe comienza donde terminan los sentidos", esa frase me marcó y comprendí muchas cosas.


Comparto ahora el texto de un artículo que también me llamó mucho la atención, recordad que estos tiempos de cambio será donde el viejo paradigma( modelo de hacer las cosas) y el nuevo convergerán en uno solo. Lo "oficial" y lo alternativo.


Aquí el texto : 



Desde el trabajo científico del Dr. Rick Strassman en la década de los 90 administrando DMT se había popularizado la creencia de que el DMT se secretaba en el cerebro humano dentro de la glándula pineal. Strassman había sugerido la hipótesis de que el DMT se generaba en esta glándula, considerada históricamente como el asiento del tercer ojo pero no había ninguna prueba hasta el reciente trabajo del Dr. Jimo Borjihin de la Universidad de Michigan.


La investigación publicada en la revista Biomedical Chromatography documenta la presencia de DMT en las glándulas pineales de ratas vivas. Según los investigadores el descubrimiento de la glándula pineal como fuente de DMT "refuerza la idea del rol de esta enigmática glándula en estados de conciencia inusuales". Se ha vinculado al DMT con la generación de imágenes en los sueños, con los estados de conciencia que generan las experiencias cercanas a la muerte y todo tipo de experiencias místicas.




El Dr. Strassman llamó al DMT, “la molécula del espíritu”, aludiendo al llamado tercer ojo u ojo espiritual donde se ubica el 6 Chakra ajna en algunos sistemas budistas,. Strassman incluso vinculó la formación de la glándula pineal, la cual se vuelve patente a los 49 días de desarrollo fetal, con la reencarnación, ya que este periodo de tiempo es el mismo que, según el Libro Tibetano de los Muertos, tarda un alma en volver a habitar un cuerpo.


El siguiente paso es determinar si existe presencia de DMT en el fluido cerebroespinal, la cual podría ser una ruta para que la síntesis de DMT pineal afecte la función cerebral.



Encuentro fácilmente un documental que para los interesados en el tema nos ayudará a comprender con más claridad y nos facilitará más datos que hasta ahora desconocíamos sobre lo que tenemos en nuestro interior, el poder del universo.










fuente : http://2012.wordpress.com/2013/06/02/la-molecula-del-espiritu-comprueban-que-el-dmt-se-produce-en-la-glandula-pineal/




¡ Comparte esta información ¡

¡Recibe lo nuevo en tu correo!

Ingresa tu correo y REVISA tu E-mail para confirmar la suscripción.